Cada nuevo año nos “liamos la manta a la cabeza” y nos ponemos a definir objetivos de nuestro negocio, pero ¿estamos haciéndolo bien?

En este post vengo a contarte cómo definir objetivos que realmente te hagan avanzar en tu negocio.

 

Objetivos SMART

Según los grandes gurús que se dedican a diseñar objetivos, estos deben ser SMART

Te pongo qué significa cada letra en inglés y en español y la variedad de significados que he encontrado, por si lo ves alguna vez de otra manera, no pienses que te los he explicado mal, sino que en algunos sitios aparece de una manera y en otros de otra. Pero vamos al lío, que nos dispersamos 😉

S – specific, significant, stretching (específico, significativo, extendido)

¿Qué es exactamente lo que quieres lograr?

Cuanto más específica sea tu descripción, mayor será la probabilidad de que consigas exactamente eso.

No es lo mismo decir: “Aumentar las ventas”

Que: “Aumentar las ventas en un 5% en el primer trimestre de 2018, aplicando nuevas técnicas de marketing”

No suena igual, ¿verdad? Y además está acotado en el tiempo, tiene un indicador (que puede ser mejor o peor) y dice cómo lo voy a hacer.

* Incluso si especificas cuáles serán estas nuevas técnicas de marketing, este será un objetivo muchísimo más claro que si te quedas en las ramas y no “aterrizas” todo esto a la realidad medible.

Algunas preguntas que te puedes hacer al establecer tus metas y objetivos son:

 

Objetivos SMART

M – measurable, meaningful, motivational (mensurable o medible, significativo, motivacional)

 

Formular objetivos  mensurables significa que debes identificar exactamente lo que verás, oirás y sentirás cuando alcances tu meta. Significa romper tu objetivo en elementos medibles. Necesitarás pruebas concretas.

Se ha vendido más no es medible

Se ha vendido un 8% más aplicando el programa X de marketing, sí lo es. Tienes como indicador el porcentaje de ventas en este caso.

También deben ser significativos para ti y motivarte a cumplirlos, si no, no sirven de nada y no vas a mover un dedo para conseguirlos.

A – agreed upon, attainable, achievable, acceptable, action-oriented (conveniente, alcanzable, aceptable, orientado a la acción)

¿Es tu objetivo alcanzable?

No puedes marcarte el objetivo de presentarte a un evento mundial de triatlón, si lo único que has corrido en tu vida fue en las clases de gimnasia cuando eras pequeño y nadado en la bañera de tu casa.

Lo mismo pasa en tu negocio: no puedes marcarte el objetivo de ventas anuales de Apple si eres un negocio unipersonal, por muy bueno o novedoso que sea tu producto/servicio.

¿Es aceptable?

Investiga si el objetivo es realmente aceptable para ti. Tienes que sopesar si el esfuerzo, el tiempo y otros costes que te llevará, merece la pena contra los beneficios que puedas llegar a alcanzar.

Tampoco puedes ser demasiado cuadriculado. Si tu objetivo es hacer que tu negocio sea el doble de eficiente este año en comparación a como lo fue el año pasado sin inversión extra, no pasa nada porque alcances el 1,85. Ese sería un resultado totalmente aceptable.

Incluso si logras un valor mucho más bajo, no te fustigues, te servirá para identificar en qué has fallado y mejorar los procesos de tu negocio.

R – realistic, relevant, reasonable, rewarding, results-oriented (realista, relevante, razonable, motivo de recompensa, orientado a resultados)

¿Es tu objetivo relevante?

¿Está alineado con los objetivos estratégicos de tu negocio?

Si tienes un e-commerce que vende juguetes hechos a mano para niños, ¿es relevante que te marques aumentar las ventas de jabones infantiles? Está claro que no.

En el ámbito personal, ¿es relevante para ti perder peso? Quizás no, porque te encuentras a gusto como estás, pero quizás si es relevante empezar a conseguir un equilibrio cuerpo-mente que influya positivamente en tu negocio.

¿Es realista?

Analiza si con los recursos de que dispones, puedes alcanzar tu objetivo.

Es posible que quieras alcanzar muchas cosas, a todos nos pasa, sobre todo al principio de un negocio, que sentimos que tenemos que comprar cuanta herramienta, programa o curso haya en el mercado, pero si no dispones de recursos (monetarios, tiempo, etc), ¿para qué te lo vas a plantear como objetivo?

Uno de los errores que cometí cuando comencé mi negocio fue planificar muchísimas tareas que no podía cumplir. No eran realistas, básicamente porque las planificaba disponiendo del tiempo de otros (mi marido, mi padre), cuando realmente sólo podía disponer de MI tiempo.

No cometas el mismo error a la hora de planificar tus objetivos. Sé realista.

¿Está orientado a resultados?

¿Qué quiere decir esto?

Que esté orientado a mejorar la satisfacción del cliente, por ejemplo, o a obtener un número determinado de ventas o un nivel superior en tu negocio.

T – time-based, time-bound, timely, tangible, trackable (basado en tiempos, ligado al tiempo, oportuno, tangible, trazable)

 

Haz un plan temporizado de todo lo que haces.

Todos sabemos que los plazos hacen que la mayoría de la gente pase a la acción. Así que implanta plazos para ti (y tu equipo si lo tienes) y ve tras ellos.

Mantén una línea de tiempo realista y flexible, de esa manera podrás mantener la moral alta. Ser demasiado estricto en el establecimiento de metas puede tener el efecto negativo de convertir el logro de tus metas y objetivos en una carrera infernal contra el tiempo.

Pero ojo, flexible no quiere decir que me marco los objetivos un mes y me olvido de ellos. Es recomendable que te marques plazos de tiempo y que los revises a intervalos planificados, por ejemplo:

Plantea objetivos a 90 días y planifica micro-objetivos mensuales.

No te olvides de hacer revisiones.

¿Y ahora qué?

 

Objetivos SMART

 

 

Cuando te plantees un objetivo, analiza si es SMART, para ello te he preparado un pdf, donde puedes ir paso a paso con cada objetivo y cuando tengas claro que es SMART, lo pasas a tu agenda o a un excel donde tengas puestos todos tus objetivos.

 


JUSTO LO QUE NECESITO, LO DESCARGO YA

Ya no tienes excusa para empezar a planificar tus objetivos 😉 
Recuerda que puedes aplicarlo tanto a objetivos personales como a objetivos de tu negocio.¿Qué te parece? ¿Empezamos el año trazando objetivos?

Persigue metas lo suficientemente pequeñas para que las puedas alcanzar, pero lo bastante grandes para que valgan la pena. Autor desconocido

Y hasta aquí el post de hoy. ¿Qué te ha parecido? ¿Tienes ya tus objetivos para este año? Espero que sí.
Cuéntamelo en los comentarios 😉 
A %d blogueros les gusta esto: